• +52 1 664 971 0421Llámanos
  • Rodolfo Sánchez Taboada 10291, Interior 11, Zona Urbana Rio Tijuana, 22010 Tijuana, Baja Califonria
  • Lun -Jue: 8:00AM - 6:00PM,
    Vier 8:00AM - 5:00PM
    Sabado 9:00AM - 1:00PM y Domingo: Cerrado

Conoce las mejores prótesis de pierna para diabéticos

En el año 2018 se dio a conocer que en México hay más de 100 mil personas que han sufrido amputación a causa de la diabetes.

En el marco del evento denominado “Alianza por el pie diabético” se reveló que de seis millones de personas diagnosticadas con diabetes, un millón ya ha tenido una úlcera, y de esa cantidad el 50 por ciento no accede a un tratamiento oportuno, por lo que muchos terminan siendo amputados.

José Antonio Muñoz Prado, vicepresidente del Consejo Mexicano de Angiología y Cirugía Vascular y Endovascular, señaló que el 70 por ciento de las amputaciones en México se debe a la diabetes, la primera causa de estancia hospitalaria prolongada y la que más gasto genera. Además resaltó que sólo entre el 10 y el 15% de los pacientes diabéticos están controlados.

Debido a esta realidad, los pacientes recurren a prótesis de piernas para poder recuperar su movilidad. Prótesis de pierna para diabéticos precios.

Prótesis de pierna en México

Prótesis de pierna.

Existen tres tipos de prótesis: transfemoral (por encima de la rodilla), transtibial (bajo rodilla) y para desarticulado de cadera. Es muy importante estudiar el muñón para elegir dónde apoyar, qué tipo de material utilizar, qué suspensión seleccionar y la correcta alineación de la prótesis.

  • Prótesis Transfemoral

En el caso de una amputación transfemoral, que es una amputación en el área del muslo, se corta el hueso del muslo (fémur).

Para la adaptación protésica se necesitan un pie protésico, una articulación de rodilla, adaptadores y elementos de unión con el encaje protésico. El encaje es el componente que une la prótesis con el muñón.

Lo que se conoce con el nombre de ‘funda cosmética’ puede ponerse sobre una prótesis para hacerla discreta visualmente.

Prótesis Transfemoral en México

Prótesis Transfemoral.

  • Prótesis Transtibial

Las Prótesis transtibiales son para aquellos pacientes que sufren una amputación  que pasa por la tibia y el peroné y puede ser de nivel distal, medio o proximal. En el nivel de amputación Transtibial, el brazo de palanca óptimo lo aporta una longitud del muñón de aproximadamente 15 cm, aunque es posible realizar amputaciones Transtibiales con muñones de hasta 7 cm. como mínimo de longitud, conservando las inserciones de los músculos isquio-tibiales. Es importante que el cirujano responsable entienda el gran valor que tiene para la rehabilitación, conservar la rodilla anatómica.

Prótesis transtibial en México.

Prótesis Transtibial.

  • Prótesis para desarticulado de cadera 

En el caso de una desarticulación de cadera, la amputación se realiza en el área de la articulación de la cadera. Posteriormente es la pelvis la que tiene que controlar la prótesis cuando se trata de este tipo de amputación.

Para la adaptación protésica se necesitan un pie protésico, una articulación de rodilla, una articulación de cadera, adaptadores y elementos de unión con el encaje protésico. El encaje es el componente que une la prótesis con el muñón.

Lo que se conoce con el nombre de ‘funda cosmética’ puede ponerse sobre una prótesis para hacerla discreta visualmente.

Prótesis para Desarticulado de Cadera

Prótesis para Desarticulado de Cadera.

Consulta prótesis de pierna

El encaje, la suspensión, la rodilla y el pie de la prótesis

Prácticamente, contando con una amputación por encima de la rodilla, tenemos cuatro partes diferenciadas en la prótesis: el encaje, la suspensión, la rodilla y el pie.

El encaje

Es la parte en donde irá encajada la extremidad residual. Hay que tener bien en cuenta la forma del encaje y los materiales a utilizar toda vez es la parte en continuo contacto con el muñón. En su parte interior se puede añadir un almohadillado de gel o fundas protéticas para reducir el grosor hasta la pieza, que pueden ser de gomaespuma o de silicona.

La suspensión

La suspensión debe ajustarse adecuadamente al cuerpo ya que su funcionamiento será óptimo cuanto mayor adaptación exista entre la prótesis y la extremidad residual. Hay una amplia variedad de suspensiones como las de correa y cinturón, que se adaptan alrededor de la cintura, o los encajes de succión (no recomendados hasta una mayor madurez esquelética).  Para prótesis transtibiales existen las rodilleras de neopreno, goma o silicona con muy buenos resultados.

 La rodilla

Podemos encontrar muchos tipos de rodillas en el mercado, como por ejemplo:

– Con bloqueo manual: Se bloquean en la posición de extensión total, muy adecuado para personas que llevan por primera vez prótesis.

– De eje sencillo: La rodilla oscila sobre un eje central fijo.

 Con control de apoyo: Rodillas con un mecanismo de freno que impide que se doble cuando recibe peso.

– Policéntricas: Son rodillas que permiten un buen control en el momento del apoyo siendo muy estable para el amputado. Asimismo, pueden articularse cuando se desee. Una correcta elección para personas con desarticulaciones de rodilla o amputaciones transfemorales.

– Con control de fluidos: Utilizan sistemas hidráulicos y neumáticos permitiendo una articulación variable durante la marcha. Utilizadas para deportistas o personas muy activas físicamente.

El pie

Al igual que la rodilla existen varios tipos que son:

– Tobillos firmes con talón almohadillado (SACH): de funcionalidad sencilla formado por una quilla rígida y un talón de goma.

– Multiaxiales: Permiten un adecuado adaptación al terreno debido a que se mueven de lado a lado y de arriba a abajo.

– De respuesta dinámica: Son pies que absorben la energía al pisar proporcionando un empuje hacia arriba. Una pieza muy recomendada para deportistas y personas activas.

Prótesis de pierna

Prótesis de pierna para diabéticos.

Prótesis para piernas amputadas precios

Aunque parezca lógico, una parte muy importante es el trabajo con el amputado. Hay que tener muy en cuenta el estado de la parte amputada, en tanto a su fuerza como a la amplitud del movimiento.

Rehabilitación

La rehabilitación de un paciente amputado dependerá del estado general del paciente: enfermedades asociadas, edad, nivel funcional previo y nivel de amputación. Uno de los problemas frecuentes es que son pacientes añosos y con cierta fragilidad, lo que provoca dificultades a la hora de la protetización. Otro dato importante es la afectación de la otra extremidad (debido a la diabetes o la angiopatía).

El objetivo de la rehabilitación es mejorar la calidad de vida del paciente recuperando el máximo de funcionalidad e independencia. Para ello se deben valorar los aspectos físicos así como los psicológicos.

Se debe tener en cuenta que el proceso dura unos meses y el objetivo final es la reintegración a su entorno y a su vida cotidiana. Durante el proceso es frecuente un estado de tristeza reactiva hasta la aceptación de la nueva situación. No obstante, en muchos de los casos, se ha pasado de un dolor constante, úlcera o gangrena, a un muñón curado y sin dolor.

Venta de prótesis de pierna en México

 

2018 - Zayago. Derechos Reservados.